Es la hora

Cata que los gallos,

según me parece,

dicen que amanece.

Anónimo (Siglo XV)

 

Negar la herejía

siempre nos mantuvo

inertes,

inmóviles,

inacabados.

Chapoteamos en los charcos

que se ahogan en gotas de sudor aniquiladas

cuando exhaustos,

yacemos amortajados.

Nunca llegarán esos ríos

a inundar el alféizar de nuestra mañana

y nuestra alcoba

continuará impregnada

con olores

a jazmines almidonados.

Ya oigo en su colina

el doblar de las campanas

de mis desheredados.

Es la hora.

Despierta, amor,

despierta.

Compartir esto
  • Poesía Revista número XIX

    Es la hora

    Cata que los gallos, según me parece, dicen que amanece. Anónimo (Siglo XV)   Negar la herejía siempre nos mantuvo inertes, ...
  • Poesía Revista número XV

    Agapetomía

    Le diste con todas tus fuerzas, al corazón tú lastimaste, nos diste traición cada día; maldita la hora, y ese instante ...
Cargar más publicaciones relacionadas
  • Poesía Revista número XIX

    Es la hora

    Cata que los gallos, según me parece, dicen que amanece. Anónimo (Siglo XV)   Negar la herejía siempre nos mantuvo inertes, ...
Cargar más publicaciones de Fernando Cerro Pérez
Cargar más en Poesía

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Buscador

Ediciones de Revistas