Estados del corazón

Anatomía en demanda ese leve corazón,

tu ritmo fuera suyo en su tierno palpitar.

Por cauces la quimera, toda roja, siempre tú:

su sangre a sangre llama.

Tu tacto al pecho, y dentro, anidan pronto criaturas,

su ansia digital larvando luego los apegos.

Llegas tú y en fuga los desiertos,

por ti las venas de seda su fluir

por ti la arena volviéndose distancia

por ti…

Latiendo tú y el mar avanza

latiendo en mí sus ondas caracolas.

Replegando mareas, ni seda ni soñar,

exangüinado de todo, vacío, volverá la arena.

Tu pulso será silencio, estaca doliendo (ausencia)

en su camino arterial.

El corazón y sus estados,

demasiado corazón:

Vinieras…

Me amaste…

Te irás.

Compartir esto
Cargar más publicaciones relacionadas
Cargar más publicaciones de Raskolnikoff
Cargar más en Poesía

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Puede interesarte...

Pintura y Medicina

Una reflexión para el análisis de la relación ...

Buscador

Ediciones de Revistas