El despertar

El árbol gris. Hola. Soy un árbol. Tengo mis raíces en la tierra. Son muy profundas. Soy muy enraizado. Mis ramas son delgadas. Delgadas y largas. Muy ramificadas. Soy alto además. Vivo en un bosque frondoso. Rodeado de otros árboles. Ellos son verdes y algunos tienen flores otros tienen frutos. Yo. Bueno. Soy un árbol sin hojas. A pesar de ser primavera. No tengo hojas. Soy así. Además soy gris, gris, gris, gris. No tengo pasto a mí alrededor. La tierra es seca. A cierta distancia todo vuelve a ser verde. Los espíritus del bosque mantienen todo en orden. Ellos me colocaron unas vallas alrededor. De modo que nadie penetre el área. Yo les pedí que por favor las adornaran. Pusieron dibujos. Lindos tejidos. Tengo preferencia por el rojo. Sí. La mayoría rojo. Mi mundo es falto de color. Así que tengo que obtenerlo de afuera. El rojo es el color del sexo, de la pasión y de las cosas peligrosas. Es un color atractivo. Cuando alguien se fija lo primero que ve es el rojo, distrae verdad. Me gusta. Dentro de este espacio me siento seguro. Afuera no sé cómo son las cosas. Me provoca ansiedad solo pensar. Así que me planto bien y estoy aquí. Muchas de mis ramas fueron rotas a veces por el viento, animales u otras cosas. Por lo que no doy frutos o no soy frondoso. Debo cuidarme tal como estoy. Odio y me gusta esta soledad. Odio estar aislado por que no puedo compartir mis pensamientos y las pocas emociones que tengo. Pero detesto la compañía porque quiero estar solo. Dedicarme a mí. No entiendo muchas cosas. No sé por qué soy así, por qué decidí ser así. Y sin embargo soy así realmente. ¿O me veo solo así?. No lo sé, pero me gusta. Sé que ser de otro modo me comería de ansiedad y nerviosismo. No sé qué pasaría al otro momento. Así que me quedo con lo que se. Pero pago su precio. El tiempo ha sido implacable conmigo. Su paso a través de mi es una fuerza más grande. Así que es inevitable su avance. Sus marcas. No vuelve atrás. Nunca. Cuando tenía menos edad. Tenía frutos y pocas raíces decidí quedarme allí. De tal manera que si hoy quiero moverme, me sería difícil. ¿Difícil? Es una palabra rara. Por qué no entraña la imposibilidad. Pero si entraña un camino nuevo y desconocido. No le puedo preguntar a nadie por su camino. Porque a ellos les pertenece el suyo. Y el mío me corresponde solo a mí averiguarlo. Esta ansiedad me produce nerviosismos, impotencia y depresión. Así que utilizo la evasión. Pensar en lo que duele solo lo incrementa. Hago de todo para no pensar. Busco distracciones. Veo otras cosas. Me fijo en los demás. Decoro mí alrededor. A veces me apeteció ser como los demás árboles. Ser como el resto del bosque. Pero tampoco quiero perder lo que me hace diferente. ¿Y digo diferente no como algo malo?. Es ser yo mismo. Mi peor enemigo no está afuera. No es la naturaleza. No es el tiempo. Soy yo. Si pudiera mirarme desde afuera, para verme realmente. Con mis partes agradable y las desagradables. Con mis virtudes y defectos. Y enfrentarlos. A veces me parece que evito un pensamiento por ser doloroso, sucio, asqueroso, depravado, liberal, rebelde. Lo evito. Porque si los enfrento, debo ponerme a pensar sobre ellos. Y en el manual del bosque. En las leyes no dicen nada de ellos. Por qué nadie habla de ello. Soy un desconocido para mí mismo. Quién soy? Producto de mi interacción con los demás. Producto de mi desarrollo. Si los enfrento, a los pensamientos más desagradables de mi mente, abro la caja de Pandora y  salen los demonios. Lo cual es como una maldición por que nos enseñaron así. Nosotros nunca pensamos activamente si son así. Saber la raíz de ello implica pensar mucho tiempo en ellos. No evitarlos. Mirarse en un espejo y verse desnudo. Sin ninguna protección. Como uno realmente es. Pero si yo conozco la causa de ese pensamiento también puedo saber cómo lidiar con ellos. Por lo tanto soy hipócrita conmigo mismo. Por qué me falta ser honesto conmigo mismo. A lo mejor soy de una forma más bizarra y fea. Pero quiero ser como los demás. Y eso es animal. Querer ser iguales a los otros es anormal.     Reconciliación. Lo normal sería ser diferente. Pero como enfrento la incertidumbre de donde puede salir eso. La verdad. No lo sé. Por qué no hay una respuesta. No hay una formula. Puede ser algo feo. Puede que no. Pero es ser honestos con nosotros mismo. El cielo hoy es azul. Despejado. Me gusta. El mar esta calmo. Pero viene la tormenta de la incertidumbre y miedo. Podemos tomar una actitud controladora. Pero señalaría inseguridad. No queremos inseguridad. Queremos controlar todo. Para tener un resultado que esperamos que se parezca al nuestro. No saber lo que va a pasar no nos gusta. Pero para esa tranquilidad debemos ceder libertad. Ceder nuestra libertad. Para crear reglas que delimiten todo. Para encaminar los resultados. No generar preocupaciones. Lo cual acallamos controlando más. Creando un círculo vicioso. A veces preferimos someternos a las reglas del controlador. No nos gusta. Pero evita que pensemos en nosotros. En las cosas. En el mundo. Por el mundo hecho de reglas, es un mundo donde pensar no es necesario. Sin embargo crece en nuestro interior la rebeldía. A veces somos muy buenos para ocultarla. Pero si sale a luz. Nos revelamos. Rompemos las cadenas. Nos liberamos de… Nos liberamos del opresor. Somos libres ahora. Pero que hacemos ahora con nuestra nueva libertad. Ya no existen reglas. Tienes que pensar todo. En todo y para todo. Entonces creamos un sistema de reglas para agilizarnos. Nos ponemos un horizonte. Termina la incertidumbre. Pero perdemos un poco de libertad. Entonces nos topamos con la incertidumbre. No saber que pasara al siguiente momento. Desconocimiento. Ansiedad. Evasión. Evitar pensar en eso. Evitar pensar en nosotros. Ceder nuestra libertad a alguien con la solución mediante reglas. Ceder la libertar a un líder. Libertad.. Soy un niño demacrado. Con la cara sucia. Los dientes amarillos. Sonrió. Me siento feliz. No poseo grandes pertenencias. No poseo deudas. No poseo ataduras. No tengo nación. Soy mi nación. Camino hacia donde quiero. No sé del futuro. Y el pasado quedo atrás. No puedo hacer nada. Solo caminar. Siempre sonrió. Ando descalzo. Me gusta así. Las personas me miran y pienso que me quieren. Me gusta el mar calmo. Me tiro en él y floto con la mirada hacia el cielo azul. La marea me lleva de un lado a otro. No sé dónde me lleva. Pero nadie controla el mar. Así que me calmo. Me tranquilizo y solo floto. Mente es como el cielo azul. Amplia. No alcanzo a ver su horizonte. Me siento libre. A veces me siento triste. A veces feliz. Pero acepto que como emociones forman parte de mí. Y que en muchos casos es como el mar. No podemos contenerlos. Así que solo hay que dejarse flotar. Liberar la mente. Averiguar que lo causo. Enfrentarlos. Ser honestos con nosotros mismos. No evadirnos. Quitarnos la barrera y flotar. Solo flotar. Solo así pienso que podremos evolucionar. Intentar lo mismo y esperar   los mismos resultados es cosa de locos. Así que es hora de probar cosas diferentes. Lo desconocido. Lo nuevo. Solo así podremos tener resultados diferentes a los conocidos. Y cuando el resultado es tuyo solo, los otros pueden llamarlo selectividad. Sin embargo también puedes convertirte en la regla por lo que otros se medirán y serás un Gold standard. Quedarnos estáticos en nuestra zona de confort no nos aportara nada nuevo. Y el tiempo nos pasara la factura. La realidad. Fui torturado y desollado. Ahora vivo sin piel. Nada me protege. El viento Las hojas. La lluvia. Todo me duele. Me cae encima y me duele. Como hago para soportar el dolor. Dicen que cuando conoces la causa del dolor. Puedes evitarlo. Pero estoy desollado. Pero me duele más estar solo. Pero solo me evadiría si buscara pensar en algo más. Para olvidarme de mí. Así que pensemos en mí. El dolor.
Compartir esto
Cargar más publicaciones relacionadas
  • Cuento / Microrrelato Revista número XVI

    El despertar

    El árbol gris. Hola. Soy un árbol. Tengo mis raíces en la tierra. Son muy profundas. Soy muy enraizado. Mis ramas son ...
Cargar más publicaciones de rolando
Cargar más en Cuento / Microrrelato

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Buscador

Ediciones de Revistas