Carta

Hola A.,

A pesar de mi propia negativa con el fin de preservar mi dignidad de mujer (joven pero mujer), no puedo evitarlo. De verdad que lo siento, pero te va a caer el marrón.

¿Has visto alguna vez las películas de Dirty Harry? Imagino que la respuesta es sí. Bien, pues si haces memoria y si yo no me equivoco, es en la primera (la que da nombre a la saga de traducción chapucera made in Spain: Harry el Sucio II, III, IV, etc.) donde se describe el personaje de Harry Callahan y donde puede verse la escena que te voy a contar:

Harry, inspector de policía Callahan (todo el mundo le conoce como Harry el Sucio por sus métodos poco ortodoxos) vuelve a su apartamento después de un arduo día de trabajo. Entra en el edificio y mientras inspecciona su correspondencia en un ambiente sobrado de penumbra escucha la voz de una mujer joven que le pregunta:-Tú eres Harry Callahan, ¿verdad?-, a lo que él sorprendido pero impasible responde: -¿Nos conocemos?-. Ella enseguida se acerca un poco más y entre la penumbra puede vislumbrarse un bonito rostro marcado por una sensual cabellera negra larga y lisa. Y con una media sonrisa contesta: -Realmente sí. Nos hemos cruzado un par de veces en la escalera aunque apenas hemos intercambiado unsaludo-. Y continúa diciendo: – ¿Sabe? Es usted toda una incógnita. Lo único que se sabe de usted en todo el edificio es que es un solitario inspector de policía y que se deja ver poco por aquí.-Harry (expresivo Eastwood) también se acerca y con absoluta tranquilidad añade: -Bueno, ahora me estás viendo, ¿no es cierto?-.

La mujer, algo sobrecogida por el repentino acercamiento, con voz entrecortada responde:

-Pues…sí, es cierto-. Y tras una pequeña pausa continúa: -¿Le puedo hacer una pregunta?- Y sin esperar respuesta, con más seguridad que flaqueza, dice: -Quisierasaber que tiene que hacer una mujer para acostarse contigo-. A lo que Harry (como si conociera con precisión estos terrenos) responde: -¿Por qué no pruebas a llamar a mi puerta?-.

Bien A., si no te acuerdas y quieres saber qué pasa después mejor que veas la película. Y sí (no te subestimo, sé que sabes lo que viene ahora), de ahí surge la necesidad de hacerte una pregunta:

¿Podría yo llamar a tu puerta?

I.

Compartir esto
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Herencia

    Herencia (Por Charlientius)   Eso de querer llegar a algo… Eso de creerse capaz… Eso de querer ser tú, todo se ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Compras

    Hoy no vamos de compras. La proclama va de plaza en plaza, de heraldo a heraldo, de mar a mar. Tantos ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    El crespón del mar.

    Combaten las olas en celo lejanas, ajenas al rumbo, aullándose en sal al lucero, derramando espuma y acero. En garbo modo ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    La chica del paraguas transparente

    Aún recuerdo cuando te conocí. Yo corría contra la lluvia, con prisa, empapado. Ajeno a todos. Nadie me importaba. Y a ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Poema «Instantes»

    Era un momento como cualquier otro. Brillaba el mismo sol de siempre, el ruido de los coches sonaba de fondo, también ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Pensares

    ¡Cuando ella ya no está !….Sin dudas..mi cuerpo se desvanece, extraña su ausencia…¡arde mi piel sin sus caricias !…late mi triste ...
Cargar más publicaciones relacionadas
  • Cuento / Microrrelato Revista número IV

    Carta

    Hola A., A pesar de mi propia negativa con el fin de preservar mi dignidad de mujer (joven pero mujer), no ...
Cargar más publicaciones de Dirty Harry
Cargar más en Cuento / Microrrelato

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Buscador

Ediciones de Revistas