El viento helado que rozo el cabello

“Arqueros del alba”

Para María Dolores Menéndez López

Soneto I

El viento helado que rozó el cabello,
Llenándolo de escarcha y de blancura,
No osó matar su hechizo, su ternura,
Sus luces, sus bellezas, su destello:

Manchado de granizo fue más bello,
Más puro que la nieve cuando, pura,
Desciende de los cielos, de la altura,
Tan diáfano que el sol luce en su cuello.

Hiriéronla los años, la carrera,
El rápido correr hacia el vacío,
Más no perdió la luz de su alegría.

Sus risas, floración de primavera,
Fluyeron como, rápida en el río,
El agua en su correr, helada y fría.

2005 © José Ramón Muñiz Álvarez
“Las campanas de la muerte”
Primera parte: “Los arqueros del alba”

Compartir esto
  • Poesía

    OLÉ

    OLÉ Si nos gusta, aplaudimos, pero si nos…, cantamos olé.
  • Sin categoría

    ¿Puede el cuerdo alcanzar la locura literaria?

    Hay parcelas de la realidad que son ininteligibles para quien las observa, del mismo modo que, en el arte hay cosas ...
  • Sin categoría

    Perlas cristalinas

    Perlas cristalinas surcaron su rostro como muchas otras veces habían hecho. Se sabían el recorrido y lo temían, pues surgían a ...
  • Poesía

    Querérte con el Alma!!

    Querérte hasta después de la Muerte yo voy ha querérte porqué te quiero con el alma si.. Que con el alma ...
  • Cuento / Microrrelato

    Sueños

    Cuando iba a la facultad y disfrutaba de esos años en los que no hacer nada estaba socialmente permitido, e incluso ...
  • Cuento / Microrrelato

    El desierto del olvido

    Según voy bajando, el sendero se va haciendo más oscuro. Ramas afiladas como cuchillas van cortándome poco a poco las mejillas, ...
Cargar más publicaciones relacionadas
Cargar más publicaciones de José Ramón Muñiz Álvarez
Cargar más en Poesía

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Puede interesarte...

LA ESPADA QUE RASGÓ LA NOCHE OSCURA

  Quien siente los colores del paisaje como ...

Buscador

Ediciones de Revistas