Una guerra a nivel microscópico

Una guerra a nivel microscópico

La resistencia a los antibióticos

Un antibiótico es una sustancia química producida por un ser vivo o derivado sintético que mata o impide el crecimiento de ciertas clases de microorganismos sensibles. Generalmente, se aplica a aquellos fármacos usados en el tratamiento de infecciones por bacterias. Los patógenos contra los que se utilizan estos medicamentos han desarrollado resistencia, de manera que, mediante la modificación de su propia estructura o morfología, se hacen inmunes a dicha sustancia. Esto es conocido como resistencia a antibióticos. La resistencia se tiene que entender como una cuestión de cantidad de fármaco administrado. Cuando una bacteria no tiene resistencia a un medicamento, la cantidad necesaria para que dicho medicamento haga su efecto es mínima. Cuando las bacterias ponen en marcha sus mecanismos de resistencia, esa cantidad aumenta exponencialmente, llegando a un punto que podría dañar al propio ser humano. Esta situación hoy en día es considerada como un problema de salud pública. Muchos medicamentos hasta ahora aplicados para tratar enfermedades ya no son funcionales, debido a estos mecanismos de resistencia. Esto ha provocado que se inicie una batalla entre la medicina y las compañías farmacéuticas contra las bacterias.

La resistencia de las bacterias a los antibióticos puede ser o bien adquirida o bien innata. Es adquirida cuando los mecanismos son adoptados por las bacterias a causa de: mutaciones puntuales en su material genético, transmisión de información de otra bacteria que ha desarrollado el mecanismo,…

Algunos de estos mecanismos son:

  • Transducción. La bacteria es infectada por un virus que al reproducirse duplica también el material genético que confiere resistencia a la bacteria. Dicho virus cuando infecta a otra bacteria le transferirá la resistencia.
  • Conjugación. Las propias bacterias, mediante un Pili Sexual transfieren material genético a otras bacterias. otrosgeneros_unaguerra
  • Transformación: Una bacteria recoge del medio en el que vive información genética de otra bacteria que ha muerto adquiriendo así resistencia.
  • Transposición: Movimiento de una sección de ADN que puede contener genes para la resistencia a diferentes antibióticos.

También se puede dar el caso de que las bacterias desarrollen el mecanismo de forma innata, es decir, que estén presentes en todas las bacterias de una misma especie desde el momento del nacimiento. En este caso hablamos de:

  • Modificación enzimática. Las bacterias desarrollan moléculas llamadas enzimas que destruyen esos antibióticos. Un ejemplo son las Betalactamasas, unas enzimas que destruyen el grupo de medicamentos llamados Beta-lactámicos. Se han desarrollado medicamentos que son resistentes a estas enzimas como son las Cefalosporinas de tercera y cuarta generación. A su vez, las bacterias desarrollaron Betalactamasas de amplio espectro (BLEEs) haciéndose así resistentes a estas cefalosporinas. Se dio un paso adelante y se desarrollaron otro tipo de antibióticos resistentes a estas betalactamasas de amplio espectro, que son los Carbapenemas Resistentes a BLEEs. Las bacterias volvieron a desarrollar enzimas para destruirlos.
  • Impermeabilidad al antibiótico. Algunas familias de antibióticos entran en la bacteria por unos canales denominados Porinas, que están presentes en la membrana citoplasmática. Con la reducción del número de Porinas, las bacterias dificultan el paso del medicamento, haciéndose así resistentes.
  • Producción de nuevos sitios diana. Cada medicamento tiene un sitio de acción o diana sobre el que actúa para llevar a cabo su efecto. Las bacterias han desarrollado la capacidad de modificar esos sitios sobre los que actúa el medicamento, haciendo que este no los reconozca y no lleve a cabo su acción. Antes hablábamos de los Beta-lactámicos, medicamentos que se unen a unos receptores de la Membrana citoplasmática llamados PBPs. Las bacterias son capaces de modificar esos PBPs y así evitar la acción de estos fármacos.
  • Bombas de Expulsión. Con este mecanismo las bacterias son capaces de expulsar el antibiótico al exterior impidiendo que actúe.
  • Sobreexpresión de la diana. Este mecanismo es menos frecuente que los demás, dándose sólo en ciertos tipos de bacterias como son las micobacterias y consiste en sobreexpresar los sitios diana del medicamento, de manera que hay muchos más sitios de acción que cantidad de medicamento, confiriendo resistencia a dicha sustancia.

La resistencia a los antibióticos también estuvo causada por el mal uso de los mismos. Cuando se descubrió el primero, la penicilina, se comenzaron a utilizar para todo tipo de enfermedades, siendo estas causadas o no por bacterias. Esto hizo que los patógenos desarrollaran la resistencia que hoy en día tienen. Por eso mismo, la situación en la que nos encontramos es crítica, pues se está reduciendo la cantidad de antibióticos con los que se pueden tratar a los pacientes. La única solución es seguir investigando en nuevos fármacos, pero hay que tener en cuenta que las bacterias van siempre un paso por delante.

“La diseminación de los mecanismos de resistencia de las bacterias no conoce barreras geográficas, biológicas ni sociales”.

Compartir esto
Cargar más publicaciones relacionadas
  • Cuento / Microrrelato Revista número X

    Una guerra a nivel microscópico

    Una guerra a nivel microscópico La resistencia a los antibióticos Un antibiótico es una sustancia química producida por un ser vivo ...
Cargar más publicaciones de Albert Padín Villar
Cargar más en Cuento / Microrrelato

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Buscador

Ediciones de Revistas