Sueña, bonita, sueña

Sueña que vuelas, Lucero, y que en tus pupilas negras abrazas todas las estrellas

Sueña que ríes, Alegría, y que en tus ojos las lágrimas son el rocío del día

Sueña que vuelas tan alto que tus pies nunca volverán al suelo

Niña, sueña que vuelas y que rompes las cadenas que te ataron al pecho

Se libre, Lucero, y que nada ni nadie marque tus pasos ni tus peros

Se el compás de tu música, el acorde y el silencio

Y vive, Flor, que la vida no está para que la sientas sola

Que la luna te guarda y el sol te guía

Niña bonita, Lucero…

Compartir esto
Cargar más publicaciones relacionadas
Cargar más publicaciones de Aitaniitta
Cargar más en Poesía

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Puede interesarte...

Microrrelato doble narrador

Era una noche fría de otoño. Las voces ...

Buscador

Ediciones de Revistas