Microrrelato: Los dos mundos

Posa su delgada mano sobre el frío metal de la valla. Toca cada resquicio que recorre sus largos dedos. Por su mente pasan miles de preguntas sin respuesta que no logra entender: ¿Por qué está a ese lado de la valla? ¿Por qué no abren la valla? ¿Por qué hay valla?

Y se sumerge en miles de recuerdos que le hace sentir que está de vuelta en su vieja casa, en el sofá jugando con una pequeña muñeca; bajo el confortable techo de su hogar que tanto calor le aportaba. Pero la brisa fría y áspera que pasa ondeando su pelo le recuerda la verdad. El frío se le introduce dentro del cuerpo y le borra las imágenes de sus recuerdos.
¿Qué habría al otro lado tan valioso como para que permaneciera vallado? ¿Habría oro? ¿Diamantes? ¿Gente importante?

Entonces, introduce su pequeña mano por un agujero que encuentra y puede sentir como el aire le roza los dedos…, el cual parece que no es el mismo que hay a este lado de la valla. Cierra los ojos y en su mente se forma una sola imagen: la valla se encuentra totalmente abierta y ella junto al resto de personas la cruzan felices en busca de un nuevo hogar…

Compartir esto
Cargar más publicaciones relacionadas
Cargar más publicaciones de Máría José
Cargar más en Cuento / Microrrelato

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Puede interesarte...

Ensayo: Un cambio en el mundo

El pensamiento es peligroso para el cambio. Esto ...

Buscador

Ediciones de Revistas