EQUILIBRIO Y DESAJUSTE

Y yo que había sido zorra y loba,
mar en calma,
y también huracán y tormenta;
vi convertirse mi ecosistema
en un desastre de la naturaleza.

Yo que fui luna y lunática,
rosa y aún más espinas,
que fui lluvia y tregua,
paz
y aún más guerra.

Que fui fuego y agua,
pero más fuego,
águila y buitre,
río y laguna,
libre,

y estancada sin desembocadura.

Me desaté entre relámpagos de noche
y en lluvia,
de madrugada.

Yo que fui mediocridad de día
(que soy)
y brillo de noche,
y-valgo-el-doble.

Que fui guerra más allá
de quien dijo que no podíamos luchar,
que fui lucha,
y revolución
que
nunca
fui
conformismo.

Me convertí
en el equilibrio de la balanza
y también el desajuste.

Yo que fui la tierra,
y la tierra que me hizo a mí,
que fui la gente,
que no fui nadie,
que no fui
de nadie.

Que fui la vida
y demasiado pronto la muerte,
en los ojos de hambre en una tribu
y da igual el contenido,
el hambre no distingue de continentes.

Que fui tristeza,
en los ojos de una niña palestina;
y nostalgia,
en los de un exiliado.

Yo que sentí
el dolor de mujeres reprimidas
por la religión de oriente,
y los prejuicios de occidente.

Yo que perdí sangre
de familias asesinadas,
que fui las lágrimas de árboles talados
la sangre -su savia-
y la desesperación de pueblos desalojados,
por tiranos,
por dinero
por la avaricia,
que hace tiempo que rompió el saco.

Yo que fui país arrasado por un genocidio,
que fui marginada,
que fui
sin dignidad,
sin derechos,
sin salud,
fui sin vida,
fui
sin
ser.

Yo que nací libre,
mujer,
animal,
hombre,
árbol,
fuego
y agua
-pero más fuego-

Y que luego me impusieron cadenas,
me arrancaron el derecho
de elegir
ser hombre,
ser mujer,
ser yo,
y ser hija,
y ser madre, si quiero.

Me arrancaron de mi tierra,
destruyeron mi entorno,
quemaron mis bosques,
me rompieron
en
mil
pedazos
y a uno lo llamaron agujero en la capa de ozono.

Yo que soy tierra,
soy hija,
soy vida
y astros.

A mí,
que me hicieron la revolución
y el amor después.

Hoy soy rabia también,
y vuelvo a tener la voz
-que intentaron callar-
y nunca
he
perdido.

Compartir esto
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Herencia

    Herencia (Por Charlientius)   Eso de querer llegar a algo… Eso de creerse capaz… Eso de querer ser tú, todo se ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Compras

    Hoy no vamos de compras. La proclama va de plaza en plaza, de heraldo a heraldo, de mar a mar. Tantos ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    El crespón del mar.

    Combaten las olas en celo lejanas, ajenas al rumbo, aullándose en sal al lucero, derramando espuma y acero. En garbo modo ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    La chica del paraguas transparente

    Aún recuerdo cuando te conocí. Yo corría contra la lluvia, con prisa, empapado. Ajeno a todos. Nadie me importaba. Y a ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Poema «Instantes»

    Era un momento como cualquier otro. Brillaba el mismo sol de siempre, el ruido de los coches sonaba de fondo, también ...
  • Poesía REVISTA nº XXIII

    Pensares

    ¡Cuando ella ya no está !….Sin dudas..mi cuerpo se desvanece, extraña su ausencia…¡arde mi piel sin sus caricias !…late mi triste ...
Cargar más publicaciones relacionadas
  • I Concurso Literario Poesía

    EQUILIBRIO Y DESAJUSTE

    Y yo que había sido zorra y loba, mar en calma, y también huracán y tormenta; vi convertirse mi ecosistema en ...
Cargar más publicaciones de Mary Carmen Lara
Cargar más en I Concurso Literario

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Buscador

Ediciones de Revistas