SOY INMIGRANTE

¡Soy inmigrante!

tal vez los dolores y las lágrimas
enriquecieron mis palabras,

pues fluyen llenos de emoción

y permiten la paz entrar en las entrañas
mortificadas de mi cuerpo.

Las llagas del tiempo, son tortuosos canales

que acompañan la vida y convierten la lisa juventud

en los callejones estropeados de la vejez

la piel está lacerada

la visión está nublada

la palabra es áspera

el olor es funesto

¡Soy inmigrante!

me han robado la esperanza

me han dejado el hambre

en mi camino he encontrado el desengaño

¡infeliz de mi!

Puse el otro lado de la cara

y no recibí una cachetada,

fue un puño de inmisericordia

que me rompió los huesos y vació mi sangre

¡He de perdonar, !una vez más!

pues he creído en lo que me enseñaron

me machacaron diariamente

en mis pobres sesos

« ama al prójimo como te amas a ti mismo »

¡sí!, vida ladina!

¡yo te perdono!

¡¡yo los perdono!!

¡Soy inmigrante!

voy cargando mi cuerpo

¡a pesar que mis lágrimas me pesan !

voy cargando mi cuerpo

a pesar que el dolor aúlla!

voy cargando mi cuerpo

¡a pesar que la desesperación sonríe!

voy cargando mi cuerpo

sin rumbo, sin orientación

¡sin luz al final del túnel!

¡Soy inmigrante!

mientras engordas

¡mis huesos crujen!

mientras te perfumas

¡mi sudor me baña!

mientras ríes

¡el cansancio me abate!

Mientras te persignas

¡el látigo de la esclavitud me cubre!

Compartir esto
Cargar más publicaciones relacionadas
  • Poesía Revista número XI

    SOY INMIGRANTE

    ¡Soy inmigrante! tal vez los dolores y las lágrimas enriquecieron mis palabras, pues fluyen llenos de emoción y permiten la paz ...
Cargar más publicaciones de pedro alexis
Cargar más en Poesía

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Buscador

Ediciones de Revistas