REFUGIADOS

Y os veo hacinados, sedientos y curiosos por encontrar la razón cuál os ha llevado hasta el frío diabólico, paradojicamente infernal. Es cierto que nuestras quejas banales pueden llegar al sufrimiento que tienen aquellos peregrinos del este de nuestro mundo. ...

Satori

Camino sediento, despacio. La flor que habita en mi corazón aviva tras ver acercarse la primavera. Me surge un calor intenso, casi asfixiante, al chirriar mis dientes cuando me deleito lamiendo el sabor de las pisadas de mis pensamientos. Es un lujo ...